Galgo Español: obediente y tranquilo

galgo


El origen de estos grandes lebreles es antiguo, quizá romano, aunque sin duda la llegada de los sloughis (lebreles árabes) que entraron en la península durante la conquista árabe, intervino en la conformación de la raza.
• Tamaño: de hasta 65 cm de alzada y en las hembras de 60 cm
• Peso: 25 a 30 Kgs. en los machos y de 20 a 25 en las hembras
• Cepillado: Casi no sueltan pelo, aseo mínimo
• Ejercicio: En contra de lo que se piensa, el galgo no necesita realizar más ejercicio que cualquier otro perro. Son grandes velocistas pero no necesitan correr. Son perros de sprint y no de fondo.
• Temperamento: tranquilo y fiel, se consideran perros-gato porque duermen muchísimo. En casa son muy tranquilos.

DESCRIPCION
El Galgo Español presenta una silueta musculada y elegante: pecho profundo, costillas curvadas, dorso largo y vientre recogido. La cabeza es larga y estrecha, de stop poco marcado y una trufa prominente. Las mandíbulas también son largas y los labios delgados. Ojos oscuros y muy vivos. Orejas hacia atrás. Miembros musculosos y cola larga y fina, llevada baja. Pelaje: lo más habitual es corto, apretado, fino y lustroso. Pero también encontramos galgos de pelo largo y duro. Capa: canela, negra, atigrada, negro y blanco, uniforme o combinado.

HISTORIA
El Galgo Español se le considera descendiente del Lebrel Egipcio, por eso se asemejan tanto. La única diferencia destacable es la colocación de las orejas puesto que mientras estos perros egipcios poseían unas orejas erguidas, el galgo español luce unas orejas semicaídas en rosa. Desde la Edad media ha sido el perro de caza favorito de la aristocracia española, y su representación más famosa la hizo Goya en su cuadro "La partida de caza".

UTILIDAD
Debido a sus dos grandes cualidades físicas: velocidad y muy buena vista, durante décadas el galgo solo se ha utilizado para cazar, las carreras o para competir en exposiciones caninas, tratados como simples herramientas.
Afortunadamente esto está cambiando y son muchos los que optan por un galgo como animal de compañía descubriendo que son estupendos animales que se adaptan y conviven perfectamente en un piso.  

CUIDADOS
Educar a un Galgo Español no supone demasiado esfuerzo, pero sí un gran despliegue de cariño y comprensión. Su pelaje corto y apretado, en ocasiones duro, requiere un aseo mínimo. Con un cepillado diario es suficiente. Son animales que apenas tienen grasa en su piel, por lo que no desprenden olor y no necesitan ser bañados  hasta pasados 3 o 4 meses. Son delicados de estómago, por lo que agradecen una buena alimentación de pienso seco.

CARACTER
El Galgo Español es uno perro obediente y tranquilo. Pasea estupendamente junto a su dueño. Quizás son un poco desconfiados y cuesta ganarse su cariño, pero aun así pueden ser agradables perros de compañía. Con sus dueños son fieles y llegan a ser muy dulces. A pesar de su aspecto frágil, son muy resistentes y demuestran tener una gran iniciativa y mucho tesón.






.