Beagle: alegre, inteligente y audaz cazador

Beagle: alegre, inteligente y audaz cazadoro

El Beagle es un perro alegre, cuya función esencial es la de cazar principalmente a la liebre siguiendo su rastro. Es audaz y desarrolla una gran actividad con determinación y tenacidad. Es alerta, inteligente y posee un temperamento equilibrado. Es amable y vigilante, no muestra agresividad ni timidez.
Es un perro de tamaño mediano y estructura corporal compacta y robusta, que da la impresión de calidad sin ser tosco. Originario de Gran Bretaña, recibe otros nombres, como Beagle Inglés y Pequeño Sabueso Inglés. Su peso oscila entre los 9 y los 14 kg.
CABEZA: De longitud adecuada. Es potente, sin ser tosca, más fina en la hembra, libre de arrugas y sin fruncir el ceño.
REGIÓN CRANEAL: Cráneo ligeramente abombado, moderadamente amplio con una cresta occipital leve. La depresión naso-frontal está bien definida y divide la distancia entre el occipucio y la punta de la nariz en dos partes lo más iguales posible.
REGIÓN FACIAL: La nariz es ancha, negra de preferencia, aunque se permite una pigmentación atenuada en ejemplares de colores claros. Ventanas amplias.
El hocico no es puntiagudo y los labios son razonablemente desarrollados. Las mandíbulas deben ser fuertes, con una mordida de tijera perfecta, regular y completa, es decir, que los incisivos superiores se superponen estrechamente a los inferiores y son implantados verticalmente en los maxilares. Los ojos son de color pardo oscuro o avellana, bastante grandes, ni hundidos ni prominentes, bien separados uno de otro, con una expresión dulce y simpática. Las orejas son largas, con la punta redondeada la cual alcanza cerca del extremo de la nariz cuando las orejas son dirigidas hacia adelante. De inserción baja, textura fina, cuelgan graciosamente pegadas a las mejillas.
CUELLO: Suficientemente largo para permitir al sabueso inclinarse durante el rastreo; ligeramente arqueado y muestra una pequeña papada.
CUERPO: La línea superior es recta y nivelada. El lomo corto, pero bien balanceado, poderoso y flexible. El pecho desciende hasta debajo de los codos. Costillas bien arqueadas que se extienden perfectamente hacia atrás. El vientre no excesivamente levantado.
COLA: Fuerte y moderadamente larga. De inserción alta, es llevada alegremente, pero no enroscada sobre la espalda o inclinada hacia adelante desde su raíz. Bien cubierta de pelo, sobre todo en su parte inferior.
EXTREMIDADES
Miembros anteriores: Miembros delanteros rectos, verticales y bien colocados bajo el cuerpo; con buena sustancia y huesos redondos. Los miembros no disminuyen hasta los pies.
Hombros: Omóplatos colocados hacia atrás, no pesados.
Codos: Firmes sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro. La altura hasta el codo es casi la mitad de la altura a la cruz.
Metacarpos: Cortos.
Miembros posteriores: Muslos musculosos, rodillas anguladas, articulaciones tibio-tarsianas firmes, de colocación baja y paralelas entre sí.
Pies: Compactos y firmes, bien articulados, con almohadillas fuertes. No presenta pies de liebre. Uñas cortas.
MOVIMIENTO: Espalda nivelada y firme; el perro no se balancea en su movimiento. Zancada libre, con un alcance largo y recto en el frente sin acción alta; los miembros posteriores muestran buen impulso. No debe presentar un movimiento estrecho, ni un movimiento circular hacia afuera o cruzamiento en el frente.
PELO: Corto, denso, resistente a las intemperies.
COLOR: Cualquier color reconocido para los perros de caza, exceptuando el color hígado. La punta de la cola es blanca.
TAMAÑO: Altura mínima deseable hasta la cruz: de 33 cm. Altura máxima deseable hasta la cruz: de 40 cm


.